Instinto de presa

Pack of gray wolves (canis lupus) in its natural habitat.

¿Qué es la presa?

Bien, para hablar sobre el instinto de presa de un perro no podemos pasar por alto el “instinto de caza” ya que ambos están directamente ligados entre si.

El instinto de caza en el perro, suele estar presente en estado salvaje cuya finalidad es dar caza a la presa para alimentarse. Debido a la domesticación del perro es difícil encontraros ese instinto dentro de ese contexto excepto en perros salvajes, por lo que se ha visto modificado y a día de hoy en nuestros perros es común verlos perseguir pelotas, pequeños animales como liebres o roedores… para saciar el mismo.
Cabe destacar que el instinto de caza de un perro variara en función de varios factores, no siendo siempre la misma intensidad dentro de una raza determinada variando en base a su crianza, genética, potenciación y otros.

El instinto de caza en un perro será mas o menos deseable en función de la selección y la labor que vayamos a desempeñar con nuestro perro. Así como en un labrador para terapia no es tan importante este aspecto, siendo otras las aptitudes a seleccionar ,en perros para trabajos deportivos ( OCI, IPO, Mondioring o cuerpos del estado…) se convierte en un instinto muy codiciado por las ventajas que presenta para su adiestramiento en estas disciplinas.
Por lo tanto no hablaremos de un instinto “positivo o negativo” sino de un instinto a seleccionar y potenciar en función de la labor a desempeñar por parte del perro.

¿Dónde aparece el instinto de presa?

El instinto de presa es la consecución al instinto de caza, quiere decirse que cuando en un perro se ve activado el instinto de caza la finalidad es “apresar” la misma causando su muerte para servir de alimento.
Por supuesto esto seria en estado salvaje como hemos mencionado con anterioridad, ya que el perro domestico no tiene la necesidad de buscar el alimento el cual ponemos a su disposición. Hablamos siempre de una conducta innata en el perro, puesto que anular un instinto no es viable, al menos a corto plazo, sin embargo como instinto que es ,este puede ser potenciado y trabajado mejorando las aptitudes ya sea para desenvolverse mejor en la caza, morder a “boca llena” en perros de trabajo…etc

Características físicas/conductuales del perro de presa

Cuando se habla de “la presa” a todos nos viene a la cabeza un perro del tipo molosoide , con gran mandíbula y músculos masetericos, pero nada mas lejos de la realidad. Como hemos podido leer mas arriba es un instinto el cual se potenciara mas o menos en función de varios factores, así como ciertas razas o individuos muestran una mayor facilidad para la presa por sus características físicas y no menos importantes, conductuales.

¿Un Jack Russell tiene menos instinto de caza/presa que un molosoide?
Dependerá también del individuo pero por norma el Jack russel es un perro con un elevado instinto de presa y por ello buen perro de caza en muchos lugares utilizado. Lógicamente la presión que ejercerá en su presa no será igual a la presión que pueda ejercer un rottweiler, pero hablamos del instinto no de la potencia de la presa, algo que trataremos mas adelante.

Hablemos ahora de la diferencia que yo haría aquí sobre los diferentes tipos de perro de presa;

Por un lado tendríamos perros con un alto instinto de caza/presa pero que debido a sus características físicas no tienen la potencialidad necesaria en muchas ocasiones para desempeñar una labor en ciertos campos. Hablo de razas como por ejemplo el bulldog actual, perros los cuales algunos pueden tener ese instinto muy potenciado pero se ven limitados a la hora de desempeñar trabajos por sus limitaciones físicas.
Le seguirían perros con un bajo instinto de presa y una baja respuesta a la potenciación de la misma, siendo perros que en muchas ocasiones son descartados como perros de trabajo por dicha razón y aun como perro de compañía dejan latente su bajo instinto a la hora incluso de perseguir un mordedor,pelota…

Por ultimo tendríamos al perro mas deseado por los amantes del trabajo…perros con un alto instinto de caza/presa y unas características físicas y conductuales muy idoneas para desempeñar labores de guarda y defensa, caza, perros de intervención…etc.

Mencionar una raza se hace imposible, y sin olvidar que dentro de la misma habrán individuos aptos y otros que no lo sean, incluso en hermanos de camada.
Pero por mencionar algunas tenemos como ejemplos al pastor alemán de trabajo, pastor belga malinois, american pit bull terrier, american staffhordshire terrier, rottweiler así como otras razas que sobresalen en pruebas de trabajo o les caracteriza una presa eficaz y muy potente, como puede ser la famosa y temida presa del american pit Bull terrier (APBT) considerado junto al dogo argentino el perro de presa por excelencia.
Por lo tanto y como conclusión en este aspecto, el tener un individuo u otro será elección del guía en función de lo que busquemos.
Si quiero un perro para terapia me dará igual el instinto de presa que muestre el perro buscando otras aptitudes en él. En cambio si quiero un perro para trabajo deportivo , operativo para las fuerzas del estado o para la caza, buscare seleccionar aquel cachorro que desde temprana edad muestre un buen instinto de presa y otras aptitudes que me darán muchas posibilidades de potenciar y mejorar la presa de ese ejemplar haciendo mas fácil la formación de ese perro, y por lo tanto mejores resultados en el trabajo.

Cómo enfocar y canalizar el instinto de presa

Hemos adquirido un perro con un alto instinto de presa ,y ahora es cuando nos surgen las dudas;
¿Cómo hago para saciarlo? ¿ Es malo que juegue a morder? ¿Y si se vuelve agresivo?…
Tener un perro con un alto instinto de presa hace indispensable tener los conocimientos necesarios para saber el “donde” “cuánto” y “cómo” saciar el mismo.
Es de esperar que si ese perro ha llegado hasta nosotros es porque conocemos su carácter y ya somos conscientes de las ganas que tiene de morder, la intensidad con que lo hace, y la constancia con que lo pide. ¿ Es esto un problema? en absoluto, el problema seria no tener a nuestro alcance las herramientas y conocimientos para hacerlo, porque entonces ahí, si tendremos un problema.
Por conciso que suene la única forma de saciar el instinto de presa de un perro seleccionado para ello es ,trabajar sobre el mismo.

De nada nos servirá ignorar al perro cuando reclama, regañar al perro por apresar y sacudir el mordedor con esa potencia…es lo que hemos seleccionado y son las necesidades que estamos obligados a cubrir, sino estas dispuesto a ello entonces estas ante el perro equivocado.
Ahora en otro apartado, daré unos consejos sobre algunos juegos que nos pueden ir muy bien para satisfacer sus necesidades y evitar que él tome la iniciativa y decida cual es el juguete que desea tomar, que muchas veces son esas deportivas recién compradas de 80 euros…etc.

Diferencias entre instinto de presa y perro de presa

En este punto intentare no extenderme mucho, aquí es mas sencillo de lo que puede parecer. Tenemos claro que cualquier perro(raza o individuo) puede poseer instinto de presa, aunque diferente es que por sus características pueda verlas cubiertas o no, hablando siempre del perro como animal domestico por supuesto.
Dentro de los perros con alto instinto de presa hay algunos que se han ganado el sobrenombre de “perro de presa” por algo, veamos los motivos;

Hablamos de perros con unas características físicas que les hace perros de presa con una eficacia superior al resto, así como otras conductuales y no menos importantes.
Perros con fuerte musculatura y cuerpo atlético, rápidos pero muy potentes a su vez. Poseen un cráneo ancho y una zona maseterica(músculo masticador) muy desarrollados, dotándolos de una potencia sin igual.
Se caracterizan por su perfección a la hora de apresar y fijar la mordida sin soltar esta bajo ningún concepto, acompañados de una tenacidad y tesón inigualables.
En muchos casos perros que en el momento de la “lucha” ven anulado su instinto de supervivencia y no soltaran a su presa anteponiendo la misma a su propia vida.
Hablamos de perros como el dogo argentino, considerado el perro de presa por excelencia junto al american pit Bull terrier, con una potencia de mordida descomunal, fijando la misma y siendo capaz de aguantar una presa en “combate”(caza mayor) durante largos minutos ante animales que les doblan en tamaño.
Es obvio que existe esta diferenciación , puesto que no es lo mismo que posea un alto instinto de presa un border collei con todos los respetos para esta maravillosa raza, pero la cual no posee las características idóneas para tal menester ,a que lo posea un perro de 45kg de media , con una presión mandibular que llega a triplicar a la anteriormente mencionada y con una técnica en la misma que no conoce rival alguno en el mundo del perro.
Por lo tanto diremos que dentro de los perros de presa ,hay ciertas razas con mayores aptitudes y que sobresalen por encima del resto, puesto que en la mayoría de sus casos fueron criados y seleccionados para ello.

Cómo potenciar o rebajar el instinto de presa

El trabajo para la potenciación de la presa se aconseja comenzarlo a una edad temprana ,sobre las diez y doce semanas de edad. Esto se hará por un profesional o siendo conocedor de lo que hacemos, puesto que a una edad tan temprana podemos dañar al perro tan físicamente como psicológicamente con una mala experiencia.
A esa edad comenzaremos por introducir un saco, trapo o similar donde se encuentre ubicados los cachorros dando movimiento al mismo para despertar su instinto, una vez hayan apresado y luchen el trapo lo acompañaremos de movimientos para despertar su instinto de lucha , estos siempre acordes a su edad y temperamento, reforzando la actitud y tenacidad de los cachorros.
Otro ejercicio a seguir y con el perro en una edad mas avanzada, es sujetar al perro con una correa, al otro extremo una persona que hará de figurante incitara al perro a morder un trozo de saco/mordedor para este menester o similar sin entregar el mismo.
En ese momento buscamos tener toda la atención del perro sobre la presa y lograr unos niveles de excitación óptimos para que el momento de la mordida sea mas fructífero.
Después de incentivar bien al perro y “dar vida a la presa” la pondremos a su alcance dentro de su radio de acción y lucharemos la misma durante unos instantes, para finalmente entregársela al cachorro como simbólico trofeo por su trabajo.
Cuándo se hace este trabajo lo mas importante es el señuelo(la presa) , es importante que cuando el perro afloja la presa , pierde interés …demos de nuevo vida y le mostremos que no debe dejar escapar esta de su boca.
Para hablar sobre mas métodos de potenciación de la presa la mayoría van en esa dirección de forma progresiva .Es muy importante hacer un trabajo con un buen figurante , para no cortar la proyección del perro y poder sacar el máximo al mismo.
Sobre como rebajar el instinto de presa que ya cuenta con esas aptitudes lo resumiría a “ no potenciarla” , sin mas…no existe un trabajo para inhibir o extinguir el instinto de presa , tan solo se debería enfocar el mismo en no potenciar dicho instinto. Aunque ya he dejado claro que antes de que un perro con estas características acabe en nuestras manos deberíamos saber cuales son las necesidades a cubrir. Y si no estamos dispuestos a ello, lo mejor es que tomemos la decisión de elegir otra raza con unas aptitudes mas acordes a lo que queremos.

Ventajas y desventajas de un perro con alto instinto de presa

¿ventajas y desventajas de un perro con alto instinto de presa? Desventajas ninguna siempre que seamos conscientes de lo que tenemos , tengamos los conocimientos necesarios para satisfacer sus necesidades y estemos dispuestos a ello.
Ventajas, como amante de los perros de deporte, todas.
No veo ninguna contra siempre que respetemos el punto anterior ya que nos facilitara el adiestramiento pero no solo en deportivo, sino en cualquiera que sea la disciplina que queramos practicar con nuestro perro. ¿Que mayor refuerzo podemos entregar a nuestro perro después de hacernos una permanencia en la disciplina de obediencia clase internacional(OCI) que entregar su juguete y lucharlo con él? Incluso en perros de búsqueda y rescate, detección…son disciplinas en las que premiar en un momento puntual es necesario, o asociar ciertas sustancias a su juguete, y con la entrega de ese mas que apetecible mordedor seguro que logramos en manos de un buen profesional que nuestro perro trabaje con mas ganas a la espera de recibirlo ¡Cuánto antes!.

Juegos óptimos para un perro de presa

Como juegos para satisfacer su instinto, aparte de lo mencionado en deporte cabe destacar alguno, pero no sin antes hacer hincapié en que hablo siempre de perros equilibrados que no presentes problemas de conducta ante la presencia de ciertas herramientas , así como el estado emocional del perro…no todo vale.
Se trata de jugar a nuestro favor con ese instinto ,pero no en forzar a un perro o trabajar con perros que no toleran ciertos niveles de estrés y frustración.
Teniendo esto presente repasare algún ejercicio muy básico para trabajar la presa del perro.

Springpole:

Se trata de un columpio hecho de una goma dura y resistente ,similar al neumático de una bicicleta , el cual colocaremos a una altura adecuada. Es importante no colocar mal el mismo y caer en el error de colgar al perro, ya que dejando a un lado las posibles consecuencias de una mala caída estaremos trabajando muchos menos músculos del perro que si lo hacemos de forma correcta.
La forma correcta es de forma que el perro quede de forma casi vertical al suelo pero con las piernas traseras apoyadas en el mismo , de este modo el perro va a trabajar varias zonas de su cuerpo y estará exento de caídas y sus correspondientes riesgos.

Tug of war:

Consiste en colocar a dos perros uno enfrente de otro a una distancia prudente, en medio colocaremos un mordedor por el cual lucharan ambos perros. Es igual que el famoso juego de la soga al que jugábamos nosotros, solo que su herramienta cambia (la mandibula). En este ejercicio trabajan tanto la zona de cuartos traseros como cuello, zona maseterica, lumbar…es uno de los ejercicios en los que mas trabajara el perro.

Flirt pole:

Este ejercicio, tras su nombre algo complicado no esconde ninguna complejidad pero es uno de los preferidos por nuestros perros.
Utilizaremos un palo que a su extremo lleva una cuerda con un mordedor, comenzaremos el juego haciendo que nuestro perro lo siga haciendo diferentes cambios de dirección , velocidad así como a diferentes alturas.
No se trata de estar diez minutos sin que el perro tome la presa, sino que cada poco tiempo le dejaremos tomar su trofeo y lucharemos un poco el mismo.
Entre todos los mencionados, tanto para iniciación como para potenciar instintos en perros me parece el mas acertado.
No debemos olvidar jugar con nuestro perro y el mordedor
¿Que mayor forma de crear vinculo que interactuar directamente con él? Sera muy divertido luchar el mordedor y dejarlo ganar potenciando en este caso el mas que necesario vinculo con nuestro perro.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.